Iniciar sesión cargando...
Usted está en ->

Bujía

Las bujías son la "ventana" del motor (su única mirada hacia la cámara de combustión), y puede ser usado como una herramienta de diagnóstico invaluable. Como el termómetro de un paciente, la bujía nos muestra los síntomas y las condiciones del desempeño del motor. El afinador experimentado puede analizar los síntomas, para rastrear la causa de algunos problemas o determinar el radio aire/combustible.

Información:

1- Bujía en perfecto funcionamiento

Vista de la bujía en perfecto funcionamiento

 

El color grisáceo a blanco indica que la bujía esta trabajando en la temperatura correcta, la carburación es correcta, y el cilindro funciona correctamente.

Carbonización Húmeda

Cuando  la  bujía presenta  una  apariencia  oscura brillante, se tienen problemas  de paso de aceite, el cual afecta el  funcionamiento de  la  bujía ya que el aceite impide el salto de la chispa entre  los electrodos  de  la bujía causando dificultades en el arranque.

Causas de la carbonización:

  • Contrapresión del carter
  • Válvula PCV obstruida
  • Junta de la cabeza deteriorada
  • Guías o sellos de válvula deteriorados
  • Aros desgastados

Carbonización Seca

A medida que se acumula el carbón en la punta de encendido,  en  el  aislador  ocurrirán fugas de alto voltaje resultando en falla de encendido, causando dificultades en el arranque y la marcha.

Causas de la carbonización:

  • Mezcla aire/combustible muy rica
  • Ajuste incorrecto del carburador
  • Sistema de inyección de combustible defectuoso
  • Marcha en vacío prolongada
  • Bujía demasiado fría

Daño mecánico

Este daño puede ser causado por algún objeto en la cámara de combustión, golpe o pistón con la bujía. Para solucionarlo, verificar que no existan objetos extraños en la cámara de combustión. Una pequeña "piedra" de carbón puede causar este daño. También puede ser causado por una mala elección de la bujía.

Depósitos

Si se acumulan depósitos en la punta de encendido, la temperatura de la bujía se elevará demasiado, y provocará pre-ignición dañando el pistón.

Sobrecalentamiento

La   superficie  del   aislador   en   la   punta  de  encendido  tiene  una  coloración blanca  con  sedimentos moteados.
Cuando la temperatura  de  la  bujía  excede los 870°C, la punta de encendido actúa como fuente de calor encendiendo   la   mezcla  antes   que   la   chispa,   ocasionando   así   una  combustión  anormal  dañando ocasionalmente al motor.

Causas del sobrecalentamiento:

  • Tiempo de encendido demasiado adelantado
  • Mezcla aire/combustible demasiado pobre
  • Sistema de inyección de combustible defectuoso
  • Agua de enfriamiento y lubricantes insuficiente
  • La presión aplicada al turbo cargador es demasiado alta en un motor turbo cargado
  • Apriete insuficiente de la bujía
  • Sedimentos acumulados en la cámara de combustión
  • Bujía demasiado caliente

Suciedad por plomo

Generalmente  aparece como  un sedimento café-amarillento en la punta del aislador, esto no puede ser detectado por un  multímetro a temperatura ambiental, la falta de encendido  se detecta cuando la bujía alcanza una temperatura entre 370°C y 420°C.

Vida Útil

Los electrodos desgastados tendrán dificultad para producir las chispas, no mostrará potencia el motor, y gastará más combustible, por lo que será necesario instalar bujías nuevas.